Quieres una investigación sobre tu vida. Una reflexión sobre tus pensamientos, sentimientos y forma de vida.

 

Cuando algo anda mal:

Sientes que algo está mal, y el tiempo no lo está  curando. Te estás perdiendo una parte esencial; esto podría ser una sensación de haber perdido algo en el camino o una ansiedad creciente de que no estás viviendo a la altura de tu potencial.

Has llegado al punto en el que quieres actuar.

Quieres involucrarte y lidiar con este problema porque está impidiendo tu calidad de vida.

La parte difícil es que no sabes exactamente por dónde empezar. Todavía no puedes formular este problema con la suficiente claridad como para sentirse cómodo llamando a un especialista, ni siquiera estás seguro de si pueden ayudarle.

Sin embargo, te gustaría hablar de tus problemas con alguien, ya que por ti mismo no has podido dejarlos atrás con éxito.

 

¿Qué puedes hacer al respecto?

Primero, esto es algo contra lo que todos luchamos.

La vida es difícil, nuestras experiencias emocionales y psicológicas se suceden una tras otra, sin que seamos capaces de examinarlas y tratarlas todas, se acumulan y a veces con efectos negativos.

Pueden obstaculizarnos en nuestro bienestar y en el logro de nuestras metas. Por lo general, ni siquiera nos damos cuenta cuando están relacionados.

Ya he dado el primer y más importante paso: Iniciar la búsqueda de un profesional que te escuche y te ayude a evaluar y comprender tus dificultades.

Auto-analizarnos puede ser una tarea muy difícil. Por un lado, nos conocemos mejor que nadie, nadie ha estado allí en cada momento de nuestra vida y ha vivido cada experiencia excepto tú. Por lo tanto, tú eres consciente de tu propia narrativa como ninguna otra persona lo que dificulta ver con perspectiva tus experiencias vitales. Siempre estás mirando desde ese punto de vista interno que hace que mirar hacia más allá sea algo difícil de hacer. Tener a alguien que te escuche, te ayude a evaluar y comprender tus dificultades puede ser un gran paso adelante.

 

Por qué hablar ayuda:

A través de la conversación podrás no sólo compartir tu historia, que tiene efectos terapéuticos en sí misma, ademas revelará patrones y permitirá analizar los bloqueos mentales te están frenando.

 

¿Por qué un profesional?

Ver a un profesional significa que hablas con alguien que se toma el tiempo para escuchar tu historia y te ayuda a encontrar los patrones y te ayuda a sanarlos. Un profesional está formado en el reconocimiento de patrones además de un concimiento integral y terapeutico para cambiar y adaptar patrones.

 

Lo que puedes esperar:

-Un médico (MD) con más de treinta años de experiencia, tanto con métodos convencionales y alternativos.

-Conocimiento exhaustivo sobre el funcionamiento de la mente.

-El conocimiento se aplicará con el máximo cuidado y respeto a su estado de ánimo en cada momento.

-Enfoque en profundidad en lo que usted considera problemático.

-Siempre hay tiempo suficiente para que aclares lo que quieres compartir.

-Un método integral que te tiene en cuenta como persona. Enfoque en profundidad en lo que consideras problemático y las salidas ofrecidas a través de perspectivas psicológicas, médicas y sociales.

Para saber más vaya a

¿Cuáles son tus opciones?

Puedes optar por el contacto ocasional cuando lo necesites (e-consulting), puede que desee un enfoque más estructurado, sesiones de forma regular y con una duración fija online (e-therapy) o podemos explorar las posibilidades de que se pueda beneficiar de una terapia intensiva a corto plazo en Andalucía, si así lo desea. (Ver más aquí)

 

¿Y ahora qué?

Siempre empezamos con una visita on-line o por teléfono

Soporte de medios:

Skype, Facetime, Google,

WhatsApp o por teléfono

 

La web en espagñol está todavia en construcción, disculpe las molestias.